EU4Journalists.eu is currently not updated. We hope to be back soon.

eu4journalists

select your language

Empleo - Asuntos sociales - Salud

1. Entorno

Temas:

  • Mantener la competitividad en la economía global
  • Empleo, iniciativas sociales y salud, como extensiones de la Estrategia de Lisboa
  • La reestructuración del mercado laboral

La Unión Europea posee la economía más vasta del mundo. El objetivo de la UE en cuanto al crecimiento económico a lo largo de los 80 y 90 dio paso, en el nuevo milenio, a un conjunto más extenso de metas enfocadas a suministrar crecimiento sostenible, igualdad social y mejoras en la salud y el bienestar ciudadanos. Mediante la elaboración de políticas e iniciativas, la UE busca conseguir el equilibrio correcto entre permanecer competitiva en la economía global y respetar la necesidad de condiciones laborales y vitales decentes de sus ciudadanos. En cualquier caso, cada Estado miembro tiene sus propias políticas internas para empleo y asuntos sociales, de modo que el principio de «subsidiariedad», tal como está consagrado en el Tratado de Maastricht, le ata las manos a la Unión Europea en ciertos temas de importancia para los Estados miembros. En principio, los asuntos sociales y la política de la salud son responsabilidad de los Estados miembros en el plano nacional.

Como tal, la UE juega, más bien, un papel de coordinador para ayudar a sus Estados miembros a alcanzar objetivos comunes, incluyendo la igualdad, las mejoras laborales, la reducción de riesgos en el lugar de trabajo, los temas de seguridad y la creación de redes para alentar la movilidad laboral. Mientras que ciertas crisis alimentarias sobre alimentos de calidad confirieron un ímpetu añadido a las acciones conjuntas de los últimos años, el papel de la Unión aún está limitado a la coordinación, comunicación y apoyo a la investigación. Los logros de la UE incluyen la expansión de la Agencia Europea de Medicamentos (AEM) al incluir nuevos Estados miembros y países candidatos, así como extender los esfuerzos para promover una mejor comunicación entre científicos, los medios de comunicación y el público.

La mayor parte de las iniciativas actuales en cuanto a empleo, asuntos sociales y salud son extensiones de la revisada Estrategia de Lisboa para el rejuvenecimiento económico, social y medioambiental. La Estrategia de Lisboa se dispuso para hacer de la UE «la economía mundial más dinámica y competitiva basada en el conocimiento, capaz de conseguir un crecimiento económico sostenible con más y mejores empleos y una mayor cohesión social, así como respeto por el medio ambiente para 2010.»

En 2004, la Comisión ordeno al anterior Primer Ministro holandés, Wim Kok, que dirigiese un comité para la revisión de la Estrategia de Lisboa. El Comité concluyó que se había progresado poco hacia las metas de la Estrategia de Lisboa y que la Unión estaba experimentando cierto estancamiento económico; se recomendó centrarse más en el crecimiento económico y el empleo.

La asociación de la Comisión para la iniciativa estratégica El crecimiento y el empleo se dirigía a los problemas recogidos en el informe Kok. En lo que se refiere al empleo, el objetivo para 2010 es una tasa de empleo total de un 70%. Las áreas clave incluyen el impulso de la innovación, más y mejores empleos, mano de obra con capacidad de adaptación, mejor educación y cualificaciones, inversiones en I+D, mejoras en la infraestructura europea, mercado interior efectivo y mejor reglamentación.

El Informe conjunto sobre el empleo de febrero de 2007 de la Comisión estableció que el desempleo había caído del 9,1% en 2004 al 8,8% en 2005 y el empleo aumentó hasta un 0,8% en 2005. El informe también declaró que, para alcanzar las metas de 2010, debían crearse 22 millones de empleos. Junto con el Informe sobre el empleo se realizó el Informe conjunto sobre protección social e inclusión social, el cual resaltó la «necesidad de progreso en áreas de pobreza infantil, la inclusión activa, la modernización de las prestaciones de jubilación y el acceso a la asistencia sanitaria.» El Informe social estableció que, en 2004, el 16% de los ciudadanos de la UE vivía en el umbral de la pobreza, definido como el 60%, o menos, de la renta nacional media.

El nuevo ímpetu conferido a El crecimiento y el empleo muestra indicios de un buen funcionamiento: en 2006, el empleo en la Unión Europea creció en un 1,4%

La reestructuración del Mercado laborales la consecuencia de la competencia global y el cambio de ciertos sectores laborales, la tecnología que modifica la apariencia del mercado laboral y muchos otros factores. Para adaptarse a estos cambios, la UE debe reestructurar el mercado laboral promoviendo las empresas y la competencia. Las diversas políticas que afectan a la reestructuración están organizadas de acuerdo a un Grupo de reestructuración y al lanzamiento de un Fórum de reestructuración. Las políticas incluyen:

  • Legislación para asegurar la integración en la economía global, incluyendo la reestructuración corporativa y la puesta en marcha del diálogo social, y una política industrial y de empresa que afecte al desarrollo tecnológico y se anticipe al cambio
  • Una política de empleo efectiva para mejorar el mercado laborar e incrementar la capacidad de adaptación de la mano de obra y las inversiones en capital humano
  • Financiación de la UE
  • Política de competencia, incluyendo el control de las ayudas estatales y la regulación de las operaciones de concentración
  • Política exterior entre la UE y sus socios y con organizaciones internacionales

Las dos piedras angulares de la política de empleo y la política social de la UE son la Estrategia Europea de Empleo para la creación de empleo y las estrategias de reforma del mercado laboral y una agenda social diseñada para asegurar que el crecimiento de la UE beneficie a todos los miembros de la sociedad y a cada región de la Unión Europea.

back to top