EU4Journalists.eu is currently not updated. We hope to be back soon.

eu4journalists

select your language

Empresa e Industria

1. Política de Empresa e Industria

La Política de Empresa e Industria de la Unión Europea tiene por misión crear un ambiente favorable para el comercio y para las empresas europeas, así como favorecer el crecimiento económico, el empleo y el bienestar social. Dicha política procura crear condiciones para una sostenibilidad comercial que permita a las empresas competir y negociar en igualdad de condiciones a lo largo de toda Europa. Esta política se esfuerza por convertir Europa en un lugar más atractivo para inversores y trabajadores, además de apoyar a industrias innovadoras que apuestan por la Europa del conocimiento.

Asimismo, se tienen en cuenta necesidades especiales de ciertas industrias como la alimentaria, la industria de la tecnología o de la fabricación automovilística. Al mismo tiempo, la UE se asegura de que industrias de importancia estratégica como la de defensa, la aeroespacial, la de biotecnología, la química y la de ingeniería mecánica sigan un funcionamiento correcto.

La Comisión Europea destaca la necesidad de integrar políticas de diversa índole, como por ejemplo: comercio, investigación, mercado interior, formación, sociedad de la información, desarrollo regional, hacienda y medio ambiente, para que todas en su conjunto refuercen la innovación y el conocimiento de la industria europea. Con este objetivo, se deben eliminar los obstáculos a la competencia y las restricciones deben ser mínimas a favor del crecimiento. A las empresas se les pide que se comprometan a promover el desarrollo sostenible, el desarrollo de las capacidades, el uso racional de los recursos naturales, la reducción de la pobreza y el respeto por los Derechos Humanos.

La cumbre de Lisboa de marzo de 2000 supuso un punto de inflexión en este campo. Su intención manifiesta era hacer de la UE para el 2010 “la economía más competitiva y dinámica del mundo basada en el conocimiento. Capaz de un crecimiento sostenible con más y mejores trabajos para una mayor cohesión social”

En el Consejo Europeo de Gotemburgo se añadió cierta dimensión medioambiental a la estrategia de Lisboa con el fin de fomentar un verdadero crecimiento sostenible.

Fue en diciembre de 2006 cuando la Estrategia para el Crecimiento y el Empleo gestada en el proceso de Lisboa se revitalizó. De acuerdo con la declaración del Presidente de la Comisión Jose Manuel Barroso: “Europa está empezando a asimilar los cambios que pueden hacer prosperar la economía actual. Todos los Estados miembros tienen que coger el ritmo y liberar todo su potencial para adaptarse a la globalización.”

Según la Comisión, los esfuerzos para realizar cambios estructurales en los Estados miembros han comenzado a dar sus frutos. La investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación están ganando velocidad, además el simplificar la legislación se traduce en una mejora del entorno empresarial, especialmente para la pequeña y mediana empresa (PYME). El rendimiento europeo en materia de innovación en la UE, de acuerdo con la últimas mediciones, se ha estado acercando al de EEUU en los últimos cinco años, disminuyendo las diferencias en innovación entre ambas partes (para más información visiten European Innovation Scoreboard 2006) . Finlandia, Suecia, Dinamarca y Alemania han sido líderes de innovación, pero no sólo en la UE sino mundialmente, debido a que tanto su rendimiento como su investigación han sido muy superiores respecto la media general en este campo.

La Unión espera que la inversión en investigación y desarrollo alcance una media del 3% del PIB en el 2010, de acuerdo con lo establecido en la Estrategia de Lisboa para el Crecimiento y el Desarrollo.

La Dirección General de Empresa e Industria incluye entre sus principales objetivos: - respaldar el proceso de Lisboa - disminuir las barreras para los empresarios en Europa y estimular a potenciales empresarios - impulsar la innovación tanto en el campo técnico, asociada a la investigación, como en el proceso comercial - continuar aumentando el rendimiento del mercado interno, especialmente el de los nuevos Estados miembros - aumentar la competencia mundial de la industria europea en el marco del desarrollo sostenible.

La UE defiende una política donde el reglamento sobre productos y producción se imponga a las empresas sólo cuando sea estrictamente necesario. Únicamente, en casos especiales como el de la industria farmacéutica es necesaria una aprobación previa para comercializar un producto.

También se impone un marco reglamentario estricto a los productos químicos. En diciembre de 2006 se aceptó el esperado reglamento REACH, un sistema integrado único de registro, evaluación, autorización y restricción de químicos, que entrará en vigor en junio de 2007. El REACH obligará a las empresas que fabrican e importan productos químicos a evaluar los riesgos derivados de su utilización y proporcionar información sanitaria y de seguridad de las 30.000 sustancias químicas usadas actualmente en productos de día a día. Aquí se incluyen una amplía gama de plásticos usados en juguetes, teléfonos móviles y artículos domésticos, así como los químicos usados en productos de limpieza, pinturas y artículos textiles.

En un periodo de once años todas las sustancias tienen que registrarse en la nueva Agencia Europea de Sustancias y Preparados Químicos (ECHA) con sede en Helsinki. La Agencia gestionará la evaluación en profundidad de las sustancias químicas que resulten sospechosas, al mismo tiempo que administrará una base de datos donde consumidores y profesionales podrán acceder a información. Se comenzará por las sustancias más tóxicas y usadas. Si se pudiese usar una sustancia más segura a un precio razonable, se sustituirá por ésta a la más tóxica. La responsabilidad de demostrar que los productos son seguros recae en los fabricantes. Se espera que el REACH contribuya a aumentar la seguridad de los ciudadanos y el medio ambiente, al mismo tiempo que aumente la capacidad de innovación y competencia de la industria química europea.

back to top