EU4Journalists.eu is currently not updated. We hope to be back soon.

eu4journalists

select your language

Agricultura / Pesca / Alimentación

2. Política Pesquera Común (PPC)

Temas

  • Poblaciones de peces en disminución y exceso de capacidad de las flotas
  • Especies de peces amenazadas
  • Pueden la acuicultura o las piscifactorías salvar la industria pesquera?
  • Efectos de la contaminación de peces salvajes por la acuicultura
  • Necesidad de trabajo alternativo para las comunidades pesqueras tradicionales
  • Medidas fundamentales de conservación que implican a países que no son de la UE
  • Lucha contra la pesca ilegal

La UE es la segunda potencia pesquera mundial tras China. Con una flota de más de 91.000 barcos, la UE produce anualmente más de 7,5 millones de toneladas de pescado procedente de la pesca y de la acuicultura. De acuerdo con la Comisión Europea, la pesca y la acuicultura crean empleos muy necesarios en las áreas costeras y promueven el bienestar de las regiones pesqueras de Europa. Así, las presiones socioeconómicas de la industria son grandes, y los Estados miembros entran a menudo en conflicto sobre derechos de pesca y aguas territoriales. Puesto que las existencias de peces de muchas especies básicas en las aguas europeas alcanzan niveles peligrosamente bajos, las políticas y prácticas de pesca sostenible constituyen una prioridad.

Como parte de su compromiso de asegurar la pesca y acuicultura responsables, la política pesquera común de la UE, que fue reformada en 2002, está diseñada para asegurar el futuro de la industria pesquera. La nueva PPC incorpora los objetivos a largo plazo de mantener unos niveles seguros de peces adultos en las aguas europeas, manteniendo la paridad entre la capacidad de las flotas y el total de poblaciones de peces, y aplicando la legislación pesquera de forma equitativa en toda la unión.

Para el período 2007-2013, el Fondo europeo de pesca dispone de un presupuesto de 3.800 millones de euros en ayudas para el desarrollo sostenible del sector pesquero. Los Estados miembros decidirán cómo distribuir los fondos entre las distintas prioridades, con especial atención a los planes de recuperación de los caladeros, la pesca continental y la acuicultura respetuosa con el medio ambiente.

En los últimos años, las reglas comunes han sido aplicadas de forma más uniforme, gracias a la mayor cooperación entre las autoridades. La nueva Agencia Comunitaria de Control de la Pesca Community Fisheries Control Agency formará a inspectores y coordinará un mayor nivel de cooperación entre los Estados miembros. La agencia, que actualmente se encuentra situada en Bruselas, se trasladará en 2008 de manera permanente al mayor puerto pesquero de Europa en Vigo, España.

La Comisión establece que "los peces marinos son un recurso natural, renovable y móvil [así como son], parte de nuestro patrimonio común. Las poblaciones de peces sanas pueden soportar un esfuerzo de pesca razonable pero necesitan un entorno marino saludable. Las actividades de la pesca y de la acuicultura deben regularse mediante la cooperación internacional con el fin de permitir una renovación continua de las poblaciones y la protección de los ecosistemas marinos".

Ya que la pesca y el medio ambiente están relacionados en cierta medida, tiene mucho más alcance la integración de todas las políticas que afectan al medio ambiente marino. Una política integrada mejoraría la coordinación de desarrollos de múltiples facetas tales como la ampliación de puertos, las perforaciones marinas o la construcción de centrales eólicas marinas. Una Política Marítima Europea se encuentra en preparación en la UE.

En junio de 2006, la Comisión Europea adoptó el Libro Verde sobre una futura política marítima de la Unión Europea con lo que lanzó un debate público durante todo un año y sentó las bases para una política marítima de la UE. En base a este proceso de consulta, la Comisión presentó en octubre de 2007 una Comunicación sobre los elementos principales de una nueva política marítima europea integrada con la que se reconocía, por primera vez, la necesidad de un planteamiento global para la regulación de mares y océanos. El documento recoge los principios fundacionales y principales objetivos, el marco de gobernanza requerido y las herramientas apropiadas para la elaboración integrada de las políticas.

El objetivo de la nueva política marítima de la UE es integrar las necesidades y preocupaciones de los sectores relacionados que tienen un impacto en el medio ambiente marítimo y que son abordados actualmente en actividades políticas separadas, como transporte marítimo, producción marítima de energía, captura y almacenamiento de carbono, turismo, actividades pesqueras y protección ambiental en aguas europeas e internacionales.

De acuerdo a la Comisión, la Política Marítima Integrada se construirá sobre la fortaleza de Europa en investigación, tecnología e innovación marítima. Tendrá como referencia la agenda de Lisboa con el fin de crear más puestos de trabajo y estimular el crecimiento y el compromiso general de la Unión Europea para asegurar que el desarrollo económico no se alcanza al precio de la sostenibilidad ambiental. Se ha puesto un énfasis especial en la dimensión social de la política marítima, por ejemplo, la calidad de la vida humana en las regiones costeras y la importancia de la educación, la formación y el compromiso personal en asuntos marítimos.

Se espera también que con la nueva política, la UE afronte mejor los retos de la globalización y la competitividad, el cambio climático, la degradación del medio ambiente marítimo, la seguridad y protección marítimas, la seguridad energética y la sostenibilidad.

La Comunicación y el Plan de Acción que la acompaña, enumeran una serie de acciones concretas previstas para el mandato de la actual Comisión, para 2009. Las acciones propuestas por la Comisión pueden ser vistas como un primer paso hacia la puesta en marcha de la nueva política marítima, que ayudará a la UE en el avance hacia la consecución de cinco objetivos clave:

  • maximizar el uso sostenido de los océanos y mares y posibilitar el crecimiento de los sectores marítimos y las regiones costeras;
  • construir una base de conocimiento e innovación para la política marítima mediante el fortalecimiento de un enfoque interdisciplinar para la ciencia marítima;
  • proporcionar la más alta calidad de vida a las personas que viven en las regiones costeras;
  • promover el liderazgo europeo en los asuntos marítimos internacionales y;
  • aumentar la visibilidad de la Europa marítima y la sensibilización pública del valor de la economía y el patrimonio marítimo, así como mejorar la imagen de las actividades marítimas y las profesiones relacionadas con el mar.

Los proyectos propuestos cubren una amplia gama de temas, desde el transporte marítimo a la competitividad de las empresas marítimas, el empleo, la investigación científica, la pesca y la protección del entorno marítimo. Incluyen:

  • Un espacio europeo de transporte marítimo sin fronteras;
  • Una estrategia europea para la investigación marítima;
  • Políticas marítimas nacionales integradas para ser desarrolladas por los Estados miembros;
  • Una red integrada para la vigilancia marítima;
  • Un plan de actuación para la planificación de un espacio marítimo por los Estados miembros;
  • Eliminación de la pesca pirata y las destructivas redes de fondo de alta mar;
  • Promoción de una red europea de clústeres marítimos;
  • Una revisión de las exenciones del Derecho Laboral de la UE para los sectores naval y de pesca;
  • Una red europea de observación y datos marítimos;
  • Una estrategia para mitigar los efectos del cambio climático en las regiones costeras.
back to top