EU4Journalists.eu is currently not updated. We hope to be back soon.

eu4journalists

select your language

Crecimiento y empleo

1. Introducción

La economía de la Unión Europea comprende las economías de los 27 Estados miembros y se calcula que está generando un PIB nominal de 17,6 billones de dólares, según el FMI. Representa cerca del 31 por ciento de la producción mundial total. Quince Estados miembros han adoptado una moneda común, el euro, gestionada por el Banco Central Europeo. El euro se introdujo en los mercados financieros mundiales como unidad contable en 1999 y fue emitido en moneda y billetes en enero de 2002. La economía de la UE consta de un mercado único y está representada como una entidad unificada en la OMC.

La Unión Europea está comprometida a mantener un crecimiento económico continuo y al fortalecimiento del empleo entre los Estados miembros. El objetivo actual de la UE es crear siete millones de puestos de trabajo y reducir la inflación por debajo del dos por ciento antes del final de 2008. La productividad laboral y la tasa de empleo están en alza en la UE y el bloque ha visto caer el desempleo a sus niveles más bajos en 25 años.

La realidad económica indica que la UE parece decidida a no alcanzar algunos de estos objetivos. Bruselas anunció en febrero que el crecimiento económico en la zona del euro sería menor en 2008 de lo que se esparaba, mientras la inflación se mantendría alta. La UE espera ahora un crecimiento de un 1,8 por ciento este año en las quince naciones de la zona del euro. Esta cifra es menor que su estimación de noviembre de 2007 del 2,2, y está por debajo de la tasa de crecimiento del 2,7 por ciento registrada en 2007. La Comisión Europea ha dicho que las turbulencias del mercado de crédito hipotecario, el menor crecimiento de EE.UU. y el incremento de los precios del petróleo pesarían sobre el crecimiento, mientras la inflación aumentaría a un 2,6 por ciento.


Restricción del crédito 

La estabilización es fundamental para resolver la crisis financiera que resurgió a finales del 2007. Tras una cumbre entre EEUU y la UE a mediados de noviembre, la UE elaboró una respuesta coordinada en diciembre de 2008. Publicado por Presidencia francesa de la UE, los planes apuntan a una mejor regulación de los mercados financieros, mientras se resguardan las protecciones sociales. Sin embargo, como el gobierno es plenamente consciente, los bancos deben ahora activar los préstamos, pasar al recorte de intereses y no sentarse en el “andamio virtual” de los fondos públicos.

El “Plan Europeo de Recuperación Económica” aceptado en noviembre de 2008 y reiterado en el Consejo de la UE, tiene como objetivo proporcionar un impulso presupuestario “oportuno, selectivo, temporal y coordinado” de 200.000 millones de euros, equivalente al 1,5% del PIB de la UE. El Banco Europeo de Inversiones proporcionará 15.000 millones de euros adicionales por año en 2009 y 2010, principalmente para pequeñas y medianas empresas, energías renovables e iniciativas de transporte. 

La UE ha pedido a los estados miembros su apoyo inmediato para los sectores de la construcción y del automóvil, así como para otras industrias claves, mientras se recortan impuestos y se amplía el gasto público (aunque ajustado a las perspectivas nacionales). Alemania, por ejemplo, se propuso destinar cerca de 50.000 millones de euros para proyectos de infraestructuras durante dos años, como parte de su segundo paquete de impulsos.

back to top